Un Community manager es el responsable de llevar una comunidad online. Se encarga de desarrollar y combinar, de manera efectiva, las redes sociales en un determinado negocio (en combinación con el resto de estrategias de marketing que se decida a implantar).

Las empresas suelen cometer un error muy importante con este sujeto: suelen orientar esta tarea a algún empleado que no tenga mucho trabajo o responsabilidades.

Un Community manager no puede ser una persona que se dedique a hacer su trabajo en los ratos libres, sino que debe de ser todo un profesional en su campo. Debería publicar contenidos con una base estratégica y tener tiempo, poder estar pendiente de las redes sociales las 24 horas del día.

Para que puedas comprender mejor cuál es su papel, a continuación vamos a enumerar sus 5 tareas principales:

Creación y gestión de perfiles: El Community manager debe encargarse de la creación de perfiles en nombre de la empresa. Estos perfiles se deben crear con una razón de ser, reflejando los valores propios con los que la marca quiere que se identifique, que sea uniformes y que sigan las últimas tendencias para poder equipararse a la competencia.

Estar informado sobre las últimas tendencias: Otra de sus tareas fundamentales es estar en sintonía con lo que está pasando en el mundo. Debe conocer las noticias actuales, de lo que se habla y lo que ya no está de moda, que es lo que interesa a los fans y a los seguidores de la marca, cuáles son los contenidos más susceptibles de compartir, quienes son los influencers que podrían darle un empujón a la empresa llegado el caso. Al mismo tiempo, también tiene la obligación de estudiar sobre las herramientas de automatización existentes, de informarse sobre estrategias de marketing, de actualizarse sobre tecnología y de saberlo todo sobre el ámbito al que se dedica.

Implantación de estrategias para que la comunidad crezca: El Community manager trabajará mucho para que las plataformas online relacionadas con la marca sigan creciendo (es decir, redes sociales, foros o blogs) y también hará lo mismo en ciertos eventos offline (como conferencias, eventos y encuentros). Debe crear publicación con la máxima calidad posible. Uno de sus objetivos es intentar encontrar una audiencia potencial fiel. De nada servirá que siga una estrategia que le haga ganar 4000 amigos, si luego de los mismos sólo hay 10 que realmente interactúan.

Seguimiento de estrategias para distribuir contenido: Debe encontrar la manera de distribuir contenidos de manera que consiga conectar con la gente, con su público objetivo y de poder alcanzar nuevos clientes. Para poder conseguirlo, su principal arma debe ser la calidad, aportando un contenido que realmente interese, que sea susceptible de ser compartido y que aporte valor a la compañía. Se desechará cualquier tipo de contenido que se pueda clasificar como SPAM, o que resulte engañoso de cualquier forma.

Da atención a los usuarios: Además de las 4 tareas anteriores, el Community manager también debe responder a las preguntas y los comentarios de los perfiles de la compañía. Así logrará poner rostro a la marca y crear una relación con el cliente potencial. Esto es más fácil de decir, que de hacer y la razón de ello es que los comentarios que se encontrarán no siempre van a ser positivos. Tiene que encontrar una forma de contestar lógica, incluso a los malos comentarios, sin entrar en el juego.

Estas son tan sólo algunas de las tareas que un Community manager debe esforzarse en cumplir… pero luego, en la práctica, son muchas más.

5 tareas básicas de un community manager
5 (100%) 6 votes