SEO es el acrónimo de Search Engine Optimization, cuya traducción al español sería Optimización en Motores de Búsqueda, y hace referencia al conjunto de herramientas y técnicas que sirven para optimizar las landing pages y las webs con el objeto de leerlas en los buscadores de la forma más rápida y fácil.

Los primeros buscadores aparecieron en internet a principios de la década de los 90, pero fue la llegada de Google en 1998 lo que revolucionó el mundo de las páginas web y cuando se tomó conciencia de que se podía ganar dinero con ellas. Fue el deseo de alcanzar las primeras posiciones de Google lo que provocó el nacimiento del SEO.

Para poder tener un buen posicionamiento en Google es fundamental que el contenido de las web sea novedoso, actualizado y relevante para los usuarios, de modo que tengan el mayor tráfico posible.

Para el Page Rank (la puntuación de cada web realizada por Google y de la que depende en gran medida el posicionamiento) se tienen en cuenta diferentes aspectos, como las visitas, el valor y la calidad de los contenidos, su diseño, la velocidad de carga, la frecuencia con la que se actualizan, etc. Todos ellos son tenidos en cuenta a la hora de realizar una estrategia SEO.

Qué es el SEO Social

El SEO social es una estrategia de contenidos en redes sociales que busca encontrar en ese entorno nuestro público objetivo o target y llevarlo hasta nuestra web.

Las interacciones en redes sociales se encuentran en el ecosistema SEO ya que, si bien el volumen de seguidores en redes, los likes, los comentarios, etc, no posicionan directamente, sí contribuyen de una forma decisiva al aumento del tráfico en nuestra web y al reconocimiento de nuestra marca.

Una buena estrategia de SEO Social no solo debe centrarse en la cantidad de usuarios que visiten nuestra página, también en su valor, es decir, que representen clientes potenciales.

Cómo pueden influir las redes sociales en una estrategia SEO

Aunque, como ya hemos indicado, el SEO Social no supone un posicionamiento directo en los buscadores, sí que los enlaces que compartas pueden contribuir a la optimización de tu web en los mismos. Esto se debe a que hacen llegar tus contenidos a un mayor número de usuarios, alargando su vida útil, mejoran el tráfico orgánico y la visibilidad online e incrementan la reputación de la marca.

En resumen, cada vez que tus contenidos son compartidos en redes sociales, cada vez que se recibe un comentario o un like, Google toma buena nota y mejora tu posicionamiento.

Cómo utilizar las redes sociales para mejorar el SEO

El uso de las redes sociales como medio para mejorar el SEO es una labor ardua y que no admite atajos, pero sus resultados pueden ser sensacionales en el caso de elegir una buena estrategia. A continuación te mostramos las mejores prácticas para sacarle el máximo partido a tus redes sociales:

  • Consigue el mayor número de seguidores: cuantos más seguidores tengas mejor será el posicionamiento y el prestigio de tu marca. La mejor forma de conseguirlo es publicando contenidos de calidad. Y no lo olvides: comprar seguidores no es una opción. Solo conseguirás desprestigiar tu web y ser penalizado por Google.
  • Utiliza imágenes: dice el viejo refrán “una imagen vale más que mil palabras”, y aunque en el entorno SEO pueda ser una exageración, lo cierto es que las imágenes contribuyen en buena medida a atraer seguidores y, por tanto, a posicionar. También deben ser optimizadas utilizando, por ejemplo, nombres claros para los archivos.
  • Publica contenidos regularmente: los contenidos no solo deben ser de calidad, también deben ser publicados con frecuencia. Esto genera confianza en tus seguidores y mejorará su fidelización.

Son muchas más las buenas prácticas para sacar el máximo beneficio a las redes sociales, como la búsqueda de links externos que se dirijan a tu web o facilitar el intercambio social de los contenidos. No olvides que cuanto más presente esté tu marca en las redes sociales mejor será tu posicionamiento en Google y el resto de los motores de búsqueda.

Cuáles son las mejores redes sociales para el SEO

Vivimos en la época de las redes sociales y pocas son las personas que no están, al menos, en una de ellas. Las más populares y las que más te pueden ayudar a tu estrategia SEO son las siguientes:

  • Twitter: una red perfecta para el redireccionamiento a tu web, con millones de usuarios y en la que puedes compartir el contenido de tu blog. A través de la información de Twitter Analytics puedes planificar eficientemente tus campañas.
  • Facebook: la red social con mayor audiencia del mundo es perfecta para crear fuertes vínculos entre tu marca y tus seguidores. Ofrece la posibilidad de crear campañas de marketing en diferentes formatos con unas segmentaciones muy específicas.
  • YouTube: el mejor canal para el videomarketing. Los vídeos se han convertido en la última década en los formatos más solicitados en internet, siendo YouTube la plataforma más dinámica y útil para compartir contenidos.

Otras redes sociales que no deben faltar en tu estrategia SEO son Linkedin, Instagram, Pinterest, Soundcloud, Tumblr y Slideshare.

Las redes sociales se han convertido en herramientas fundamentales para el éxito de todo tipo de páginas web y para el reconocimiento y prestigio de las marcas. Un adecuado manejo de las mismas puede suponer el definitivo espaldarazo para que tu proyecto posicione en los puestos más altos de los motores de búsqueda.