Contratar un redactor Seo para nuestra web o tienda online, nos va a ayudar a generar contenido de calidad.

El contenido es muy importante para posicionar cualquier tipo de página web en Google.

No importa que tengas un blog, una tienda online, incluso hasta una página corporativa.

Los buscadores, sobre todo Google, prioriza la información por encima de todo. Quieren que Internet sea un mundo en dónde el usuario pueda encontrar información de manera rápida y fiable.

El contenido es el rey, esto es algo que escucharás una y otra vez, siendo una de las máximas de Google.

Si tu página no tiene contenido de calidad, ya te puedes ir olvidando de que consiga una buena posición en Google.

Beneficios de redactar textos desde el punto de vista SEO

El redactor web tiene que redactar teniendo en cuenta dos factores:

  • Textos orientados al lector.
  • Textos orientados a los buscadores.

Textos orientados al lector

Se tratan de textos bien redactados que contienen elementos que enganchan al lector, su fácil lectura hace que el lector los pueda seguir desde el principio hasta el final. También son más amenos, formados por estructuras lógicas, por espaciados para que no resulten agobiantes.

Textos orientados a los buscadores

Son textos en los que se siguen los criterios de Google a rajatabla para posicionarlos: cuenta con palabras clave integradas (aquellas que son relevantes y relativamente sencillas de posicionar), con recursos multimedia (cómo pueden ser imágenes o vídeos), tienen enlaces internos que apuntan a otros contenidos de la web, etc.

La forma de escribir de un redactor web debe ser teniendo en cuenta a su lector potencial, pero sin olvidarse de las directrices de Google.

Cuándo contratar textos SEO

Todos pensamos que redactar un texto para un blog, web o tienda online es fácil, y que tan solo necesitaremos un poco de tiempo para poder crear nuestros propios textos de calidad. El problema es que no nos damos cuenta de que no es así hasta que ya es demasiado tarde.

Crear contenido de calidad requiere de un trabajo de investigación sobre el tema. El redactor debe tener la capacidad de asimilar la información que encuentra y de transformarla de forma original para no crear el mismo contenido que en otras webs (que sea penalizable por Google).

Además, tiene que encontrar la manera de llegar al lector, estar correctamente formateado con una estructura adecuada que facilite la lectura del texto (encabezados, palabras clave, estilos…) y respetar las normas de Google.

Y hay una cosa más: el redactor debe ser rápido. Y es que Google exigirá que la frecuencia de publicación de contenidos sea periódica como puede ser publicar varias veces en la semana a ser posible. Si no conseguimos cumplir con esto, lo más probable es que nuestra competencia nos termine adelantando.

Por eso, siempre podemos dejar este trabajo en las manos de una agencia de marketing de contenidos que ofrezca redacción de textos SEO.

Con un equipo de redactores podemos obtener el tipo de artículo que necesita la web, debidamente optimizado, y con la periodicidad justa para mantener la página actualizada.

¿Cómo saber si el contenido es original o plagiado?

Existen algunos redactores que intentan aprovecharse de sus clientes colándoles artículos plagiados o semi-plagiados (es decir, que tienen frases idénticas de las fuentes que han consultado antes de darles forma).

Google se toma muy en serio los plagios: si tu página tiene la gran mayoría de artículos plagiados, lo más probable es que recibas una penalización de Google. Y después, aunque consigas identificar y eliminar estos artículos, es raro que nos recuperemos por completo de la penalización.

Por fortuna, existen herramientas que nos permiten saber si el contenido es original o plagiado, como es el caso de Plagiarism Checker o de CopyScape. Estas herramientas son muy fáciles de usar, ya que será cuestión de copiar y pegar el texto y presionar un botón.

Se buscará frase por frase y se determinará si existe algún tipo de copia.

Los programas que hacen una búsqueda más avanzada son de pago, cobrándote por página o por una cierta cantidad de palabra.

Importante: Crear un contenido 100% único no es tan fácil, y más teniendo en cuenta toda la información que hay en la red. Se deben limitar el uso de expresiones comunes que puedan elevar este porcentaje.

Factores a tener en cuenta a la hora de contratar un redactor SEO

Si quieres contratar a un redactor SEO, ten presente estas claves:

  • Experiencia del redactor Seo: Investiga un poco sobre el redactor antes de contratarlo. Si lo contratas a través de un foro, puedes leer las opiniones y testimonios asociados a sus servicios. Si lo contratas mediante la agencia SEO, seguro que en el apartado de Quienes somos puedes saber quien es y buscarlo (en otra página, como LinkedIN)
  • Solicitar la redacción de un artículo de prueba: Una forma de saber si te va a ofrecer el tipo de redacción que buscas es solicitándole un artículo de prueba. Este artículo (de pago) te ayudará a ver como redacta, si integra bien las palabras clave, si el texto es ameno, etc.
  • Tener en cuenta el coste de redactar un texto Seo: Podemos encontrar desde redactores que cobran a 0.070€ las 100 palabras hasta otros que pueden llegar a las 0.2€ cada 100. En base a la calidad y al presupuesto que elijamos, tomaremos nuestra decisión.

Ahora ya sabes lo importante que es el contenido de calidad para una web y alcanzar el éxito en Google, captando la atención de nuevos potenciales clientes.