Si eres diseñador web, lo más probable es que en algún momento tengas que encontrarte con un contrato de diseño web. Es un recurso muy práctico que te permitirá enfrentar situaciones difíciles y asegurarte unos mínimos. Te permite prepararte ante el mal usado dicho de «el cliente siempre tiene la razón».

Podemos definirlo como un acuerdo existente entre un diseñador de páginas web sobre una oferta de trabajo o proyecto. En este documento se establecen condiciones por cada una de las partes que asegurarán que el diseñador cumplirá con la parte de crear el diseño del proyecto, con las garantías de que la otra parte pagará por ello.

Por lo general, el diseñador web se encargará de redactar el contrato, aunque también puede hacerlo la otra parte. En cualquier caso, se deben leer muy bien los diferentes apartados y nunca firmar si no se está de acuerdo con algo.

¿Para que sirven los contratos de diseño web?

Esta son algunas de las razones para formalizar contratos de diseño web:

  • Evita malentendidos: Por mucho que nos esforcemos, es posible que haya alguna disparidad en la comunicación con nuestros clientes. Puede que él hable de una cosa, y tu de otra. También puede ser que muchas de estas cosas se queden en el aire, y terminen siendo olvidadas. Si lo ponemos por escrito solucionaremos muchos de esos malentendidos.
  • Se asegura la entrega y el pago: Si no existe un contrato, las 2 partes tienen el riesgo de no recibir aquello que buscan. El cliente puede no recibir la web, blog o eCommerce o el diseñador puede no recibir el pago por el servicio. Si existe un contrato escrito, ambas partes estarán protegidas por la ley y pueden reclamar si la otra parte no cumple.
  • Evita cambios: Es común que, a lo largo del proyecto, al cliente se le ocurran cambios que no estén contemplados y que pueden elevar el presupuesto. El contrato blinda al diseñador evitando cambios exagerados que cambien por completo el proyecto.
  • Define la propiedad: También se puede utilizar este contrato para definir quién tiene la propiedad del diseño.

¿Qué información o apartados debe contener?

La información de los contratos de diseño web dependerá de cada documento, pero estos son los apartados más importantes que debería contender.

  1. Objetivo: Define los compromisos por ambas partes.
  2. Fecha de inicio y duración: Indica cuando empieza el compromiso y la duración del mismo. También debe indicarse los días o semanas que se pueden agregar al proyecto si hay retrasos.
  3. Coste: Se debe indicar el coste del proyecto, si se paga un parte por adelantado, la forma de pago, los datos bancarios, o cualquier otra información que corresponda.
  4. Entrega: Este apartado define de que manera se va a llevar a cabo la entrega y en qué tiempo.
  5. Derechos de autor: En el contrato debería definirse la propiedad del diseño y si se han utilizado materiales con derechos de autor (como código, plugins, vídeos…).
  6. Revisiones: No estaría de más detallar el nº de revisiones incluidas en el precio.
  7. Confidencialidad: Podemos agregar términos de confidencialidad para cubrir a cualquiera de las 2 partes.
  8. Cancelación: Se pueden añadir cláusulas de cancelación que hacer valer bajo ciertos supuestos.
  9. Garantías: Finalmente, también podemos agregar ciertas garantías y compromisos.

Recomendaciones 

Ahora que ya conoces la importancia del contrato, queremos dejarte aquí una relación de recomendaciones con las que te podrás evitar más de un problema:

  • Firma: Antes de empezar cualquier proyecto web, de empezar a recopilar materiales y de dedicar tu tiempo, es importante firmar el contrato.
  • Análisis: Si tu no has redactado el contrato, revisa punto por punto el contenido del mismo. Si tienes alguna duda legal, vale la pena que lo pongas en manos de un abogado para evitar engaños.
  • Lo que no está escrito no existe: Nunca des nada por sentado. Por mucho que haya alguna condición que se haya mencionado de manera verbal, si no está en el contrato, no existe.
  • Referente legal: Si alguna de las dos partes no cumpliese con lo estipulado en el contrato, este tiene validez legal para ser reclamada ante la autoridad competente.

Ahora ya sabes porque los contratos de diseño web son tan importantes.