¿Qué es un newsletter?

newsletters suscriptoresSupongamos que tenemos una empresa de informática y hemos lanzado un nuevo servicio web en el que nos vamos a encargar de posicionar sitios webs por un módico precio. Puede que el producto sea barato, y que el servicio de SEO/SEM funcione realmente… pero si no conseguimos llegar al cliente, todo esto quedará en nada.

Para lanzar la publicidad, necesitaremos algún medio, como puede ser el mail, el número de teléfono, la dirección física del usuario….

Un buen ejemplo de newsletter es el típico formulario de recogida de datos que podemos encontrar en ciertas páginas webs.

¿Cómo podemos recopilar los datos utilizando un newsletter?

Se buenas a primeras, es complicado que el usuario te vaya a dejar sus datos sin más, sin darle algo a cambio.

Más información: Podemos describir el servicio que ofrecemos y poner un formulario para que dejen sus datos de contacto en el caso de que quieran recibir más información. Una vez que hayamos contactado con ellos, estos datos nos los guardaremos con un preciado tesoro.

Concursos: Otra buena forma de llenar un newsletter es organizando un concurso, en el que el usuario pueda participar con tan solo introducir sus datos. Suele funcionar muy bien.

Regalos: También podemos ofrecerle algún regalo por darnos sus datos. No hace falta que hagamos grandes inversiones con ello; normalmente se suele ofrecer un libro digital.

Siguiendo el ejemplo de la empresa de SEO, podemos ofrecer un libro básico con consejos para posicionar una web.

¿Y qué hacemos luego con esos datos?

Una vez que tengamos una completa base de datos a través del newsletter, habrá llegado el momento de empezar a tratar con ellos. Existen ciertas herramientas, de pago y gratuitas, con las que podemos gestionar listas de newsletter (por ejemplo, mailchimp o mailrelay).

Estas herramientas nos ayudan a segmentar los datos, a organizarlos de la manera en la que queramos. Por ejemplo, si queremos lanzar una oferta solo para hombres y mujeres de a partir de una determinada edad, con unos gustos específicos, o con cualquier otro criterio a considerar.

Lo mejor de todo es que estas listas las podemos asociar a una web; por ejemplo, existen el plugin de “Mailchimp para WordPress”, que permite la integración de estos dos tipos de herramientas, para que puedan funcionar de forma conjunta.

¿Realmente funcionan los newsletter?

Se consideran la forma más práctica de conseguir los datos de los posibles clientes.

Ahora bien, el hecho de que funcionen o no realmente dependerá de la técnica que estemos utilizando para recopilar datos. Cómo ya hemos visto anteriormente, nadie te va a dar sus datos porque si, por lo que habrá que trabajar la técnica de captación antes de nada.

Si sabes hacer bien tus deberes, con los newsletter puedes extraer una información crucial para tu empresa.