La reputación online es un criterio que cualquier marca quiere cuidar si se quiere hacer un hueco en internet. Podemos definirla como la imagen que tiene la marca en la red y, dependiendo de ciertos eventos, y de sí se cuida o no, esta puede ser positiva o negativa.

Se calcula que más del 70% de los usuarios ya consulta Internet antes de hacer una compra de producto o contratación de servicio.

  • Si se logra mantener una reputación positiva, lograremos mejorar el n.º de clientes del negocio y conseguir una buena rentabilidad.
  • En cambio, una mala reputación podría afectar a las ventas, incluso hacer que la empresa esté abocada a la bancarrota.

Factores a tener en cuenta para mejorar la reputación online

Estos son algunos factores que pueden ayudarnos a mejorar nuestra reputación online:

Esfuérzate en conocer a tu audiencia

Con tan solo hacer una búsqueda sobre la reputación de tu marca en Google te podrás encontrar información muy valiosa que te permitirá crecer.

Puedes probar a buscar el nombre de tu marca, de ejecutivos, empleados, keys relacionadas con tu marca, así como cualquier otro tipo de recurso.

Esta información te permitirá conocer como es tu cliente algo clave para saber si estamos enfocando nuestro negocio correctamente.

Da la atención que se espera de ti

Tu público tendrá un sinfín de dudas, y dejarle esperando es el primer paso para perder a nuestros clientes.

La reputación en línea mejorará si:

  • Respondes con rapidez.
  • Eres honesto con tus respuestas.
  • Eres capaz de gestionar correctamente las crisis de reputación.

Para ello se necesita contar con un equipo que tenga la cualificación y experiencia suficiente. Tan solo aquellas empresas que logran estableces pautas de atención de calidad logran que su marca sea creíble y tienen de su lado a una reputación fiel.

La importancia de cuidar el marketing de contenidos

Los contenidos, además de incrementar el tráfico de tu sitio web, también son muy importantes para captar al cliente, para persuadirle de que termine haciendo la compra.

Debemos encontrar la manera de que tus usuarios relacionen el nombre de tu marca con contenidos de calidad. Y no nos podemos olvidar de seguir pautas que nos ayuden a mejorar nuestra posición en los buscadores.

¡Cuidado con borrar contenido!

Cuando recibimos comentarios negativos nos entra el pánico, y más de un equipo ha tomado la decisión de borrar sus contenidos. Esto es un error, ya que, lejos de disipar el fuego, lo único que puedes hacer es que se incrementen las críticas todavía más tiempo.

La mejor manera de gestionar este problema es apostar por comentarios que permitan darles la vuelta a esas valoraciones negativas. Le comunicaremos al equipo que se centre en ver como mejorar la atención a ese cliente que está teniendo en problema, que determinemos como le vamos a ayudar a solucionarlo cuando antes.

Como ayuda el SEO en la reputación online

El posicionamiento SEO es fundamental para que cualquier proyecto online empiece a funcionar y a colocarse en las primeras posiciones de los buscadores. Como ya todos sabemos, si nuestra página aparece más allá de la segunda página del buscador, será prácticamente invisible, y ya será difícil que un usuario pase de la primera.

Alcanzar una buena posición también redundará en mejorar nuestra credibilidad. Nuestro cliente potencial sabrá que estamos ahí y será más fácil que haga clic en nuestra página. También se elevará la posibilidad de que lleven a cabo la llamada a la acción que le hemos preparado (que podría ser simplemente comprar un producto o contratar un servicio, que nos siga en alguna red social, dejar sus datos en una newsletter, entre otros recursos).

Algunas estrategias de SEO que podemos seguir para mejorar nuestra reputación online

  • Optimización web: una vez que tengas creada tu página, es vital que hagamos una completa auditoria para determinar si tenemos un diseño actual, que atraiga, con un tiempo de carga reducido. Además, la página debe estar correctamente enlazada entre sí, son un sistema de navegación intuitivo.
  • Blog: el blog es crucial para mejorar tu posicionamiento SEO, tanto como si es independiente a la página de la empresa, como si está integrado en la misma (recomendado). Es importante contar con un blog propio y mantenerlo actualizado con contenido de calidad.
  • Invierte en plataformas de notas de prensa: por fortuna, a día de hoy es posible comprar notas de prensa en periódicos online, ya que el hecho de que tu negocio aparezca en el periódico te va a atraer mucho más tráfico, a la par que relevancia. Y lo mejor de todo es que los precios de los artículos se adaptan a todo tipo de bolsillo.
  • Apuesta por el SEO Local: es aquel SEO que se lleva a cabo en un pueblo o ciudad. Tendremos que registrar nuestra empresa en Google Business y agregar fotos del negocio, dirección, descripción de lo que hacemos, etc. Así, los clientes podrán conocernos por nuestra cercanía.
  • Redes sociales: tendrás que abrir perfiles en redes sociales, pero tan solo en aquellas en las que se mueva nuestro tipo de cliente potencial y aquellas que realmente vamos a poder mantener. Las estrategias que mejor funcionan en las redes son las de storytelling y marketing emocional.
  • Varios dominios: además, es interesante que compres, como mínimo, los dominios “.es” y “.com” de tu marca, para evitar cualquier confusión.

Alcances y límites de la reputación SEO

La limitación de la reputación SEO estará supeditada a lo que necesite cada marca. Si llevamos a cabo una estrategia de SEO local, lo más normal es que la reputación tan solo alcance el pueblo o la ciudad. Si es una estrategia de SEO Nacional, la reputación llegará a todo el país.

Esta es una de las razones por las que conviene saber muy bien a que tipo de cliente potencia nos vamos a orientar, y es que gestionar crisis de reputación a gran escala puede ser algo imposible.

Ahora ya conoces porque es tan importante el SEO en la reputación online y algunas claves de gestión.