El mantenimiento web para empresas es crucial para cualquier sitio web, con independencia de la naturaleza del mismo. Tener una página desatendida, desorganizada y con errores continuos dará una mala imagen a la marca. También dará la sensación de que tu competencia lo está haciendo mejor que tú.

Si todavía no sabes porque el mantenimiento web para empresas es algo tan importante, o si ni tan siquiera sabes a lo que nos referimos, sigue leyendo.

¿Qué es el mantenimiento de una páginaweb y en qué consiste?

Podemos definir el concepto de mantenimiento web como aquel conjunto de tareas que permite que una página funcione en perfectas condiciones. Engloba algunos puntos mínimos que deben tenerse en cuenta.

Teniendo en cuenta que estamos hablando algo relacionado con las tecnologías, como estas no paran de evolucionar, cada vez se añaden más aspectos dentro de este criterio.

Vamos a estudiar algunos de los criterios básicos que entran dentro del plan de mantenimiento de una página web o tienda online.

¿Qué tipos de mantenimiento web existen?

Dependiendo de la empresa que lleve el mantenimiento, los servicios que se pueden ofrecer son más o menos específicos. Estos son algunos de los más comunes:

  • Mantenimiento HTML: El mantenimiento más básico, pensado para páginas estáticas. Actualmente está en desuso.
  • Mantenimiento PHP/MYSQL: Mantenimiento para páginas diseñadas a medida. Suele incluir cambios en archivos PHP, en BD, tocar funciones con Javascript/PHP.
  • Mantenimiento WordPress: Es el tipo de mantenimiento más habitual debido a que WordPress es el CMS más utilizado. Incluye la actualización de la plataforma, análisis de plugins y widgets, gestión de contenidos, optimización SEO, y mucho más.
  • Mantenimiento Prestashop: Prestahop se utiliza mucho para la gestión de eCommerce, aunque WordPress (junto con Woocommerce) empieza a ser muy popular en este sentido. Un servicio de mantenimiento Prestashop analiza que todos los criterios de la tienda estén en orden, como puede ser la gestión de artículos, categorías, atributos, direcciones, comprueba la integridad de las bases de datos, etc.

¿Qué debería incluir el mantenimiento web?

Seguridad
Hay muchos ataques por parte de hackers y robots que intentan hacerse con los datos personales de clientes, añadir publicidad, o provocar algún que otro malfuncionamiento.

De aquí que la seguridad sea un factor clave que no se puede descuidar. El mantenimiento web debería incluir una monitorización continuada que nos avise si se detecta algún tipo de vulnerabilidad, ya que así podremos actuar a tiempo.

También debería incluir algunas herramientas que se puedan utilizar para garantizar la neutralización del malware, hackeo, virus, así como cualquier otro tipo de intrusión.

Optimización
¿Alguna vez has esperando más de 3-4 segundos a que cargue una web? Posiblemente, no. Y lo mismo nos ocurre con las secciones o páginas internas. Si una página es muy lenta, lo más probable es que la abandonemos y nos terminemos por decantar por una opción de la competencia.

Google también se toma muy en serio el tiempo de carga de la web; hasta tal forma que da mayor puntuación a aquellas páginas más fluida.

El servicio de mantenimiento también debería incluir la optimización del servidor y la página, analizando y controlando cualquier elemento que pudiera afectar al tiempo de carga.

Copias de seguridad
Por mucho que tengamos controlada la web, en cualquier momento podría producirse un malfuncionamiento que la dejase inutilizada. Lo peor de todo son aquellos casos en los que no podemos revertir la situación. Aquí es donde entra en juego una copia de seguridad.

El servicio de mantenimiento también debería tener muy presentes las copias de seguridad periódicas y el almacenamiento de las mismas.

Actualizaciones
Si tienes algún CMS en tu web, como puede ser WordPress, cada poco tiempo se lanzan actualizaciones que tienen por objetivo corregir ciertos bugs o problemas relacionados con la seguridad.

El mantenimiento web también debería incluir estas actualizaciones.

Soporte
Además de todo lo anterior, el mantenimiento también debería incluir un soporte personalizado, disponible a través de varias vías (teléfono, formulario de contacto, ticket, mail, WhatsApp).

Si una página se cae durante mucho tiempo, esto puede afectar a las ventas de maneras drástica. Con un buen servicio de mantenimiento web, estará online antes de que tengamos graves problemas.

¿Cuánto cuesta el mantenimiento de una página web?

El precio del mantenimiento de una página web depende de muchos factores:

¿Quién lo va a llevar? No te costará lo mismo si llevas el mantenimiento por ti mismo, que si lo dejas en manos de una empresa especializada. Esta última opción es la más recomendada, pero ya veremos los motivos en la siguiente sección.

¿Qué tan compleja es tu web? No se tendrá que pagar el mismo mantenimiento de una página web si estamos hablando de un proyecto sencillo (como puede ser una página estática), como si se trata de una página web hecha en WordPress, o de proyectos a medida. A mayor complejidad, más coste.

¿Qué necesitas? También tendremos que tener presente lo que necesita nuestra web. Podemos necesitar un control férreo sobre la seguridad y copias de seguridad, a profesionales que se encarguen de redactar contenidos de calidad, a expertos que apliquen SEO orgánico a nuestra web para posicionarla en Google, etc.

Dependiendo de lo que se necesita, el mantenimiento puede costar desde unos 29€ al mes, hasta más de 850€ mensuales.

¿Por qué deberías contratar a una empresa de diseño web para que se encargue del mantenimiento?

Estas son algunas de las razones que te convencerán de delegar en una empresa de diseño web para que se encargue de todo:

Especialización: La empresa sabe lo que se hace, cuenta con gran experiencia en el sector y sabrá que criterios debe trabajar.

Ahorro de tiempo: Delegando esta tarea en una empresa especializada te podrás dedicar a hacer que el negocio siga adelante, ahorrando tiempo y, por ende, dinero.

Adaptación: Estas empresas se adaptan a todo tipo de cliente, tanto a aquellos que más necesiten, como a los que no tienen mucho presupuesto.

Actualización: Además, tu web estará siempre actualizada, adaptada a los tiempos actuales.

Ya sabes porque es tan importante el mantenimiento web de tu empresa y porque deberías apostar por los mejores para que se encarguen de todo.