¿Tu página ha desaparecido repentinamente de la página de resultados de Google? Entérate por qué y cómo puedes solucionar estos problemas.

 

penalizaciones seo googleLa penalización de su página es lo peor que puede pasarle a un webmaster. Esto podría traducirse como una pérdida total en tu tiempo y esfuerzo de construir tu página web y reputación. Ahora bien, aquí no hay pie para la desesperación. Lo primero que vamos a ayudarte a hacer es determinar si efectivamente has sido penalizado por Google y lo segundo, cómo salir adelante detectando las fallas y mejorando tu sitio.

 

¿Google me ha penalizado?

 

Tómate algunos segundos para responder a estas preguntas que nos ayudarán a saber si tu sitio ha sido penalizado por Google:

 

  • El tráfico orgánico de mi sitio web se ha reducido repentinamente.
  • Mi página web ha perdido visibilidad para algunas o todas las frases claves.
  • Mi sitio web no aparece al hacer una búsqueda de mi propia marca.
  • Mi dominio se ha desindexado del buscador de Google. Para comprobarlo haz esta búsqueda en Google: «cache: www.dominio.com»
  • El PageRank de mi sitio ha caído a 0.

¿Te sientes familiarizado con alguna de estas afirmaciones? Entonces probablemente has hecho algo que no ha gustado del todo a Google. Tocará revisar qué ha sido exactamente.

 

¿Por qué Google ha penalizado mi sitio web?

 

Estas son las principales razones de sanción:

 

  • Sobre-optimización: puede parecer contradictorio pero a Google no le gustan las páginas que estén «perfectas» a nivel SEO. No pienses en el robot de Google, piensa en tus usuarios.
  • Enlaces comprados: el linkbuilding es de lo más importante en el SEO y justamente por eso muchos negocios utilizan la compra de enlaces para acelerar el proceso de optimización. Si lo haces, hazlo con mucho cuidado para que parezca natural.
  • Demasiados links externos: enlazar con otros sitios no solo es correcto sino que además habla bien de tu página porque significa que te relacionas con otros sitios, pero tener demasiados hará sospechar a Google que vendes enlaces.
  • Keyword stuffing: el keyword stuffing es el uso excesivo de palabras claves en un texto está muy mal visto por el buscador y más si se utilizan de forma poco natural e incoherente. Utiliza las frases claves de forma lógica para que el texto tenga sentido para cualquier lector.
  • Carga muy lenta: el tiempo de carga es algo a lo que Google está prestando especial atención últimamente. Tu página debería cargar en menos de 2 sg aproximadamente.
  • Contenido duplicado: no robes información de otras páginas y tampoco copies tu propio contenido. Esfuérzate en que todas tus páginas sean únicas. Puedes determinarlo con herramientas comoCopyscape, Plagium o Copygator.
  • Diseño Responsive: una de las últimas penalizaciones de Google tiene que ser con el diseño responsivo. Fíjate que tu página se adapte a dispositivos móviles o tabletas.

 

La mayoría de estas prácticas eran muy comunes hasta que el famoso buscador decidió que no le gustaba la falta de naturalidad. Si analizas bien el listado anterior verás que están todos enfocados en mejorar la experiencia del usuario. Por eso, algunas reglas de oro para evitar sanciones son:

 

1- Enfócate en mejorar la experiencia de tus usuarios.

 

2- Nunca intentes engañar a Google.

 

3- No hagas spam.

 

4- Asesórate de expertos del sector.

 

¡Mucho éxito!